Derecho penal

Sobre la detención ilegal y sus problemas concursales

La Sentencia del Tribunal Supremo, núm. 676/2015, de 10 de noviembre, (REC: 10629/2014), siendo Ponente Excmo. Sr. D. Francisco Monterde Ferrert, hace un extenso análisis en su fundamento de Derecho quinto del delito de detención ilegal y los diversos problemas concursales que se pueden ocasionar en su comisión. Para una mayor claridad expositiva, dividiremos la entrada por epígrafes y se alterará el tenor literal de la Sentencia, que, en todo caso, podéis encontrar pinchando en el margen derecho de esta página (CENDOJ).

Esta Sala ha declarado que el delito de detención ilegal es de consumación instantánea, pues se produce con la privación de libertad, mediante el encierro o la detención. Y que la acción de encerrar o detener a una persona puede resultar autónoma y ser constitutiva del delito de detención ilegal, o bien quedar embebida en otras que puedan conllevar cierto nivel de privación de libertad de la víctima (robos con intimidación ocontra la libertad sexual).

Por su parte, la STS nº 372/03, de 14 de marzo, señala que es cuestión, siempre controvertida, el concurso delictivo entre el robo con intimidación y la privación de movimientos de su víctima, y que la misma ha tenido en la jurisprudencia dos elementos de definición, principalmente:

1. La duración de la privación de libertad de deambulación, en combinación con las concretas circunstancias del acto depredatorio contra la propiedad, analizado con parámetros de necesidad o de desbordamiento, y

2. El mantenimiento en dicha situación después de abandonar el lugar, los autores del atraco, a sus víctimas en estado de inmovilización.

La misma resolución cita las sentencias de 9-10-2002 y de 23-01-2003 , según las que la regla fundamental para conocer si estamos ante un concurso de delitos o de normas ha de ser necesariamente una valoración jurídica por la cual, si la sanción por uno de los dos delitos fuera suficiente para abarcar la total significación antijurídica del comportamiento punible, nos hallaríamos ante un concurso de normas; y en el caso contrario, ante un concurso de delitos.

Y esta Sala en sentencia de 7-9-2009, núm. 878/2009, precisó que la relación entre el delito de detención ilegal y otros delitos, singularmente robos con intimidación o agresiones sexuales y determinación coactiva a la prostitución de otra persona, plantea diversas situaciones concursales o de autonomía de las infracciones concernidas que, a veces no sin contradicciones, han sido resueltas por esta Sala en un riguroso análisis individualizado, caso a caso. Como se dice en la STS 1539/2005 en relación a la ponderación de si el tiempo de detención coincide o no con el imprescindible para la comisión del otro delito”…el término bastante tiempo es indeterminado…”, y por ello es preciso un estudio individualizado caso a caso para llegar motivadamente a conclusiones seguras. Una vez más hay que recordar que el enjuiciamiento, todo enjuiciamiento, es una actividad individualizadora.

En general, se pueden establecer los siguientes supuestos: Sigue leyendo “Sobre la detención ilegal y sus problemas concursales”

Anuncios
Derecho penal

Del robo con violencia tras la LO 1/2015: el carácter instrumental de la violencia empleada

La reciente Sentencia del Tribunal Supremo, núm. 595/2015, de 15 de octubre, ponente Excmo. Sr. D. José Ramón Soriano Soriano, (Rec: 10277/2015) estima uno de los motivos de un recurso de casación que consideraba indebidamente aplicado el art. 242.1º del Código Penal. Los hechos controvertidos son los siguientes: un hombre entró en una vivienda con ánimo de matar y violar a una mujer y, una vez hecho lo anterior, aprovechó para apoderarse de ciertos bienes de ésta. La cuestión se centra en si el aprovechamiento de la violencia inicial dirigida al asesinato y violación pueden calificar los hechos posteriores como robo y no como hurto. En este sentido, la defensa entiende que no concurrió violencia o intimidación típica para calificar de robo los hechos. Resulta interesante esta sentencia ya que el Tribunal Supremo aplica la reforma operada por la LO 1/2015 para darle la razón al recurrente. Vayamos, pues, al FD 3° de la Sentencia, que dispone:

“Reconocemos que la jurisprudencia de esta Sala ha utilizado para integrar el delito de robo violento el aprovechamiento de la violencia empleada para otros fines, si además se utiliza para sustraer bienes ajenos. Sin embargo, la reforma del C. Penal operada por L.O. 2/2015 (sic) de 30 de marzo ha perfilado la conducta delictiva del robo violento, considerando a la violencia como medio instrumental directamente encaminada al apoderamiento de lo ajeno. El art. 237 nos viene a decir que la violencia o intimidación en las personas se ha de emplear para cometer el delito (es Decir, para efectuar el apoderamiento), o para proteger la huída, o ejercerla sobre los que acudiesen en auxilio de la víctima o que le persiguieran.

El T.S.J., en el fundamento 4º nos explica que “tal violencia lo fue para perpetrar la violación y el asesinato, ….. pero también para llevar a cabo el robo”. “Así, el aprovechamiento de la violencia ejercida para un primer delito sirvió también para la ejecución de los posteriores, no existiendo desconexión causal entre la violencia ejercida y la sustracción efectuada”.

A pesar de ello la reforma del Código Penal debe desplegar efectos retroactivos, a partir de 1 de julio de 2015, si son favorables al acusado ( art. 2.2 C.P .).

3. A pesar de lo argumentado por el T. Superior, el jurado en su veredicto estableció que el acusado entró en la vivienda con la finalidad de matar y violar. Su propósito defraudatorio surgió después de producir la muerte a la joven, cuando la vía para alcanzar los bienes ajenos se hallaba expedita. Por otro lado no sería ningún obstáculo para acceder a la pretensión subsidiaria de castigar el delito por robo con fuerza en las cosas, sin atacar el principio acusatorio, por cuanto en la imputación de los hechos se hallaban plenamente descritos los que podrían integrar este delito (robo en casa habitada) amén de aquél por el que se acusaba (robo violento), y además supondría una disminución del reproche o condena del acusado, ya que se castiga con menor pena ( art. 241.1º C.P . frente al 242.1º y 2º) y son delitos homogéneos (ambos se describen conjuntamente en el art. 237 C.P .).

Sigue leyendo “Del robo con violencia tras la LO 1/2015: el carácter instrumental de la violencia empleada”